La tres catorce

Me la preparó un amigo una noche de parranda hasta las tantas, aprovechando que el que escribe hablaba con una pareja a la que acababa de conocer, un poco plastas los dos. “Me voy a cambiar de agua al canario”, dijo. “Ok, aquí te espero”, contesté, parco, como suele ser habitual en mí a horas intempestivas, […]