CASIO

No soy mucho de comprarme relojes. Tampoco de cambiar a menudo de ellos ya sea en función de la ropa que me vaya a poner para salir de casa o por la actividad que vaya a realizar ese día. Además, como buen tiquismiquis y cuidadoso hasta la exasperación que soy, los que tengo, casi todos regalados, me […]