Viernes dando la nota #18: Hace calor

Pues sí, hace calor. ¿Pero estamos en plena canícula, no? Así que se supone que tiene que pegar el Manolo ahí arriba. Para los piscineros, de mimo. Para los playeros, también genial. Y para los que aún hoy siguen levantando este país, como el que escribe estas líneas a duras penas mientras escucha la primera rueda de prensa de Pedro Sánchez después de más de dos meses como presidente, pues un poco peor, no nos vamos a engañar. Aunque en la oficina, si no fuera por que el jefe ha puesto en la tele al vendehumos socialista amigo íntimo del chef del CIS, no se está nada pero que nada mal con el aire acondicionado. De hecho, hasta tengo un poco de rasca, dicho sea de paso.

Dicen que estamos en plena ola de calor sahariano. Y no se libra nadie de la España autonómica. Tampoco nuestros hermanos los portugueses que van casi en pelotas por la calle. Dicen que hay hasta cincuenta grados a la sombra en Lisboa. Me río yo de los de cordobeses de Montoro, que se vanaglorian de ser los que más calor sufren en España. Anda y que os ondulen.

¡Ojo! los que vayan al monte este fin de semana de acampada, a echar un polvo o a bañarse y navegar en piragua con un bañador o calzoncillo de color mandarina, en algún caudaloso pantano del interior. Por ejemplo, el de Fuentidueña, en Segovia. Una maravilla, para los que no lo conozcan. Cerquita de Peñafiel, el sitio de mi recreo y residencia, en plena costa del Duratón vallisoletano, donde se come el mejor lechazo y se bebe el mejor vino junto al Duero, aunque no tenemos autovía para desplazarnos a la capital de Castilla. Porca miseria. Políticos malsanos y vividores. Veinte años de promesas incumplidas. Pero esto se va a acabar pronto. Que tiemblen, que algo gordo se está cociendo en Peñafiel. Estamos “a11pasos” de conseguirlo.

La canícula aprieta y hay probabilidades de incendios forestales. También hay mucho memo suelto que no apaga los cigarrillos como debiera, que le da por cosechar junto a la zona más protegida y valiosa, o que pretende encender una barbacoa sin haber asado en ella una puñetera chuletilla en su vida. ¡Que digo una chuletilla!, ni siquiera una puta morcilla de Burgos o un muslo de pollo.

¡Pierde cuidado con los ecologistas sandías! Rojos por dentro y verdes por fuera. Están por todas partes. Mucho pían y dan la brasa como si fueran los dueños del monte y luego hacen lo que les sale de los dídimos. De ambos dos, inclusive.

En fin, pilarín, que estamos a 3 de agosto y el sol aprieta, como no podía ser menos. Pero hay agua abundante. No sufráis. La última sequía ya es historia. Así que nada, a beber mucho líquido elemento para no deshidratarse y si no una cervecita fresca, que para eso es hoy su día internacional. O a comer helados fríos, pero en tiempo récord antes de que se deshagan.

Y si no, siempre nos quedará Coque Malla y Ariel Rot para recordarnos que hace calor.

feliz finde

VIERNES DANDO LA NOTA

Anuncios

Un comentario en “Viernes dando la nota #18: Hace calor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s