Me duele España

Me duele España

Me duele horrores ver

como nos despellejamos vivos

sin sentido

por llevar una bandera

por no llevarla

por pensar diferente

e incluso por pensar lo mismo

aunque de distinta forma

Me duele España

por la incomprensión de unos

por la indefensión de otros

por la insensatez general

por la incredulidad de la mayoría

que ven, que vemos

que piensan, que pensamos

¿Còmo hemos llegado a esto?

España es y seguirá siendo España, dice uno

Esto es un problema de catalanes, apunta otro

Recuperemos el seny, afirman miles

Hablemos, consideran otros tantos

¿De qué?, preguntan los primeros

De diálogo, de sentarse a hablar, de Democracia

porque hablando se entiende la gente, contestan los segundos

Porque hay puntos para el encuentro

¿Pero de qué hablamos?, insisten los más vehementes

¿De separarnos?

¿De abrir el melón para destrozar España

¿Del ombligo de los políticos?

¿Del veneno inoculado en las aulas?

¿Del odio entre amigos y familiares?

¿De pagar las hipotecas y las pensiones cada mes?

Me duele España

Me duele Cataluña

Pero no me resigno

a tirar por la taza del váter

cinco siglos de convivencia

cuarenta años de Democracia y bienestar

Tan fácil es decirlo

tan complicado, parece,

ponerlo en práctica

Tan fácil decir que me voy

y sin decir ni adiós siquiera

sin medir las consecuencias

o midiéndolas pero despreciándolas

por una cuestión de sentimiento

de opresión

porque está de moda

o por no ser menos y ser considerado más

Pero tan difícil llevarlo a cabo

por una mayoría silenciosa que explota

que ya no se calla

por la fuga de empresas

por miedo a perder lo conseguido

juntos

que es mucho y bueno

por pánico a perder el sustento

y la calidad de vida

Me duele España

siempre solidaria

apasionada, valiente y hermosa

pero también cainita y canalla

mala para sí misma

enferma crónica

pero no terminal ni paliativa

Que España es mucha España

y aunque me duela

siempre aguanta

Anuncios

3 comentarios en “Me duele España

  1. Pero solo me pregunto, NO tuvieron una cruenta guerra civil, que hasta cegó de palabras bien escritas, las universidades de los versos, la sangre derramada se vulnera y pisotea, cuando después del derrame los hermanos se pelean, Martín, que no has de ser Fierro, pon luz a los criterios azotando los egos de unos pocos o de miles que desestabilizan los fueros.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s