viernes dando la nota #14: The beatles Get back

Esta semana, mientras me tomaba un café tranquilamente en una terraza antes de entrar al curre, pensaba en las musarañas alejado del mundanal ruido y aspiraba el humo relajante de mi segundo chester del día, empecé a escuchar a una chica de veintitantos años que se aproximaba hasta mi ubicación, cómo le contaba a su interlocutor la admiración que sentía por aquellas personas cuyo trabajo es más psíquico que físico. Más de darle al tarro que de pico y pala, dicho de otra manera y sin acritud.

En un extremo, la joven ponía como ejemplo a su madre, profesora, de quien destacaba que, además de tener que impartir clase a sus alumnos a diario, al terminar su jornada debe preparar la sesión del día siguiente en casa. Me llamó especialmente  la atención que pusiera a mismo nivel de exigencia laboral la tarea de un escritor o de un músico -fueron los ejemplos que puso- por su “desgaste mental” a la hora de trasladar al blanco del papel sus ideas, opiniones, emociones o sentimientos más íntimos, ya sea en forma de letras o de notas musicales para que el resto de los mortales podamos experimentar lo mismo que el autor  en su momento creativo, que la de una persona que desempeña un trabajo más físico. Como el de ella, empleada en un bar de copas según deduje del monólogo que soltó. “Al menos yo no me llevo el trabajo a casa. Hago mis horas, desconecto, y a otra cosa, mariposa”, sentenció, contundente.

La verdad es que cada trabajo es un mundo y no se puede generalizar, pero sí que creo que muchas veces la sociedad infravalora tanto a los profesores como a los creadores, a los que suele tildar con frecuencia de tener muchas vacaciones, en el caso de los primeros, o de vividores y de no dar un palo al agua, en el caso de los segundos.

“¿Todo el día currando en el periódico para escribir sólo una columna?”, me espetó alguien cercano un día. Lo que esta persona no sabía y ni tiene por qué saber es que para obtener la información que salió finalmente publicada en una triste pero digna columna del diario en el que me gano la vida, tuve que cambiarla en varias ocasiones a lo largo del día y remover Roma con Santiago, entre llamadas telefónicas y confirmaciones, para que pudiera finalmente leerse.

Reconozco que el periodismo no es trabajo de pico y pala, pero al igual que un profesor o artista, desgasta la mente, ya que estás todo el día pendiente de miles de cosas y no es fácil en muchas ocasiones trasladarlo al papel de manera entendible para el lector.

Me gustó que aquella chica valorara este tipo de trabajo y brindo por ello.

Los profesores tienen una labor importante en un país formando a las nuevas generaciones, que no es moco de pavo, y se requiere para ello de ciertas habilidades y, sobre todo, pasión y entrega diaria, aunque no se tenga clase. Mientras que los creadores, cada uno a su manera, trabajan las 24 horas de los 365 días del año. Cualquier momento es válido para que salte la liebre y llegue la inspiración. Y qué decir de los periodistas. Como no puede ser de otra manera, estamos a disposición de la actualidad. De lo que vaya surgiendo sobre la marcha, sea la hora que sea. No fichamos al entrar ni al salir. Y todo para que le gente pueda disfrutar de su derecho a estar informada. Y más en estos tiempos que corren de posverdades y bulos en redes sociales.

Pero después de este rollo, que no sé por que me ha dado por ahí, ya que tampoco es nada del otro mundo, ni estas líneas van cambiar el devenir del planeta tierra, hoy es viernes, el mejor día de la semana para dar un poco la nota, especialmente musical. Así que allá voy.

Y me apetece poner a Los Beatles, uno de mis grupos favoritos, sobre todo la versión que hacen de Get back  que sonó un 30 de enero de 1969 en la azotea donde se ubicaba su discográfica Apple Corps en Londres, en el que sería el último concierto de la banda británica poco tiempo antes de que se disolviera en abril del año siguiente. Los cinco de Liverpool ya no se aguantaban por aquél entonces

Fue algo mítico, aunque sólo sonaron cinco temas porque la policía, alertada por los vecinos escandalizados, y ante la que se estaba tramando en la calle, no dejó que tocaran más. Canciones que se incluyeron en Let it be, su último disco.

Para la historia de la música, este concierto fue una auténtica revolución. Y para los que nos gustan Los Beatles, una joya inolvidable. Hubiera vendido mi alma al mismísimo diablo por haber estado allí. Pero no había ni nacido y seguramente ni se me esperaba aún. Pero aquí estoy, a Dios gracias, para disfrutar de la vida y de manjares como este mini concierto, que ya he visto un montonazo de veces en You Tube, y las que quedan, porque es de lo mejor que he escuchado nunca encima de un escenario, o en este caso, de una terraza. Rock and roll puro. Y con la rasca que debía de hacer allí arriba en pleno mes de enero londinense. Pero la música calienta el cuerpo, levanta el ánimo y despierta pasiones. Ilusiona. Enternece. Agita a las masas. Nunca te abandona. Siempre está ahí para echarte una mano. A las duras y a las maduras. Y hoy me siento con ganas de Beatles.

Feliz viernes y mejor finde

Lista de participantes




VIERNES DANDO LA NOTA

La

Anuncios

8 comentarios en “viernes dando la nota #14: The beatles Get back

  1. Totalmente de acuerdo contigo! Qué te voy a decir siendo profe! No hay horarios, como bien dices y no solo son los alumnos con los que tratamos, unos más difíciles que otros; también tratamos con los padres de cada uno de ellos y te aseguro que no siempre es agradable…
    Yo no suelo juzgar ningún trabajo, porque es cierto que todos tienen lo suyo, pero a los que van diciendo que los profes vivimos muy bien, le cambiaría encantada mi trabajo durante un trimestre y que opinara después de haber probado.
    En fin, que me encantan lo Beatles y que te deseo un feliz fin de semana. Yo voy a intentar descansar porque el lunes me voy de viaje durante tres días y sus respectivas noches con mis alumnos y no voy a pegar ojo, seguro! 😪

    Me gusta

  2. Comparto en buena medida tu reflexión (y también el gusto por el Get back, aunque carezca de tu entusiasmo al hablar de The Beatles), pero aquí quien no se consuela es porque no quiere. En la enseñanza de la que viví unos años, ya muy lejanos, o en el periodismo que también ejercí de modo más o menos ocasional, nadie discute que te paguen por tu trabajo. Si lo trasladas al mundo de la creación pura y dura, cuántas personas no dejan de comprar un libro de quince euros (un año de curro), un disco (no más de diez o doce pavos) o un cuadro, porque afirman que es “muy caro”. Salvo cuatro genios afortunados (es precisa la convergencia de ambos rasgos), resulta imposible vivir del arte. Todas publicamos en redes poemas ajenos, compartimos canciones, fotografías o pinturas, pero nos indignamos si alguien pretende que paguemos derechos de autor. Tengo bastantes amistades creativos en una u otra área, algunos y sobre todo algunas, consagrados. Y si embargo viven de otra cosa (de la enseñanza, del periodismo o del diseño), porque del arte resulta físicamente imposible, aunque luego no puedas comer tranquila en un restaurante porque la gente te reconozca y quiera un selfie o símplemente dar el coñazo. Un buen barómetro de esta sociedad que financia barbaridades sin quejarse y expolia el trabajo del artista. Porque trabajo es, aunque difícilmente lo cobre. Como decía al principio, buen tema y buena reflexión, gracias por ambas. Feliz semana.

    Le gusta a 1 persona

  3. Los profesores (docentes en general), traductores y escritores te agradecemos tu momento de café en esa terraza. 😉
    Gracias, también, por The Beatles (también me hubiera encantado haber nacido antes… raro decirlo: me encantaría ser más vieja cuando de esto se trata, jaja).
    ¡Abrazos y buen finde!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s