El reto de las frases #2

Hola de nuevo chicos. Ya sé que es un poco tarde y que es viernes, pero llevo un día intenso en el curre con muchos frentes informativos abiertos y no queda otra que apechugar con ello. Aún así, he podido guardar un poco de tiempo para estar con vosotros una vez más y cumplir así con el reto de las frases.

Una iniciativa a la que me han invitado a participar y que os recuerdo que consiste en publicar una frase durante tres días seguidos, ya sea de un personaje público u anónimo o extraída de un libro, una canción o una película, y después nominar a tres blogueros en cada post para retarlos y que continúen la cadena.

Y una manera entretenida de conocer a nuevos plumillas y cuenta historias así como de promocionar tu propio blog y darte a conocer por el mundo mundial, que no es moco de pavo, dicho sea de paso.

La verdad es que frases hay para dar y tomar. Y no doy abasto. La elegida en esta ocasión no es de un libro, ni de una película siquiera -aunque ésta podría hacerse perfectamente sobre la persona en cuestión que la pronunció-, ni mucho menos de una canción. Es una frase sacada de la vida misma, un producto de la verborrea. O del vino. E incluso de algún gin tonic de más. Pronunciada por un personaje en toda su acepción.

He escogido las palabras de un noble, ya anciano, pero todavía cachondo y burlón. Considerado por muchos un racista, por otros tantos un machista, y para la gran mayoría un metepatas, que ha dado y sigue dando juego cada vez que habla. Y es que cuando abre la boca no solo sube el pan, sino que además pone en un compromiso al Imperio. El susodicho se llama Felipe, in english Philipp, y es el Duque de Edimburgo. El señor esposo de la Reina Isabel II de Inglaterra. 

1354210171_427885_1354210279_noticia_normal

Un fenómeno el fulano, patriota donde los haya pero nacido en Grecia y por cuyas venas circula sangre danesa y alemana. Calza ya 95 tacos -65 de matrimonio con la Reina- lo que no le impide siguir tocando las pelotas en cuanto tiene ocasión. Es popularmente conocido por sus comentarios salidos de tono. Lo que viene a ser un bocachancla en España. A mi me hace gracia e incluso me enternece, así que hoy he decidido rendirle mi particular homenaje en este post.

Tiene tantas perlas que me ha costado elegir una. Pero allá va. Durante la crisis económica que azotó al Reino Unido en 1981 se atrevió a decir lo siguiente:

 “Hace unos años, todo el mundo decía que teníamos que tener más tiempo libre, que la gente trabajaba demasiado. Ahora que todo el mundo tiene más tiempo libre se quejan porque no tienen trabajo. La gente no se pone de acuerdo sobre lo que realmente quiere”

Y se quedó tan pancho, como cuando le preguntó a un aborigen australiano durante una entrevista que si seguía lanzando flechas, o cuando en una ocasión la Reina le preguntó a un ciego si le quedaba algo de vista.Y el duque, a su lado siguiendo la conversación, se adelantó y respondió, contundente: “No mucha, a juzgar por su corbata”.

Genio y figura, hasta la sepultura

Mis nominados esta vez son tres blogueras que os animo a descubrir y que a buen seguro que os seducirán con sus palabras

Anuncios

Un comentario en “El reto de las frases #2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s