No hay huevos

Todavía me acuerdo como si fuera ayer, y han pasado dos décadas o cuatro lustros. 15 de agosto en mi pueblo, Peñafiel, en la provincia de Valladolid, durante las fiestas patronales en honor a San Roque. Contaba por entonces veinte años -quién les pillara- y como suele ocurrir a esas edades tenía muchos pájaros en la cabeza, pero también la testosterona por las nubes.

-“¡No hay huevos!”

La frase definitiva para un hombre digno de serlo.

“¿Qué no hay huevos? Venga va. Os lo habéis buscado”.

Y nos lo buscamos. Nos ha jodido. Por bocazas y machistas.

853917_corte

La apuesta era sencilla, mujeres contra hombres, y a ver quien aguanta más esta noche de fiesta con los mismos cubatas al cinto. En un lado del ring, mi novia -hoy mujer- y su mejor amiga. En el otro lado del cuadrilátero, mi primo el juergas y el que escribe. A simple vista, fácil. Pura rutina. “Un par de copas y las mandamos ‘pa’ casa”, pensé, ingenuo de mi. Las apuestas, 4 a 1 a favor nuestro. Resultado: os lo podéis imaginar. Si lo comparamos con un partido de ida de 1/4 de la Champions diría que 1-4. Eliminatoria sentenciada.

Llegué a casa de mi abuelo, donde me quedaba a dormir, como Spiderman. Por las paredes. Liquidado. Mi primo, con eso de que todo lo que se bebe y paga no lo expulsa ni por el forro de los dídimos, se daba un aire más a Batman. Más que nada por lo moradillo que iba, más acorde al traje del hombre murciélago. Menos mal, dicho sea de paso, que nuestro antepasado, que en paz descanse el hombre, era de buen dormir.

Y os preguntaréis qué fue de nuestras rivales. 🙂

Pues cuando al día siguiente mi primo y casi hermano por aquél entonces y el menda salimos por la puerta de la casa del padre de mi madre para continuar la fiesta, ya recuperados tras haber repuesto fuerzas, y después de contarle al Emilio lo que nos divertimos la noche anterior, las susodichas ya andaban por ahí desde hacía tiempo tomando cañas. De vermú, que suele decirse. Por descontado que, cuando nosotros nos fuimos a casa la noche anterior, ellas se quedaron un rato más matando la sed.

-“Cuando queráis otra”, nos desafiaron.

-“Si eso, ya yo ya…”, balbucí en mi respuesta, mientras pensaba que esto de los huevos había que cortarlo de raíz. No los huevos que nos cuelgan a los hombres propiamente dichos -Dios me libre y qué dolor, por cierto, solo de pensarlo-, sino lo que viene a ser la expresión, que ha llenado y llena los cementerios de valientes.

Todo este rollo viene a cuento por una interesante información que leí no hace mucho en el periódico en el que trabajo, La Razón, firmada por Jorge Alcalde, director de la revista Quo. En dicho reportaje, titulado “¿Se emborrachan antes las mujeres que los hombres?”, el periodista e investigador contaba que, según la ciencia, las féminas son menos tolerantes al alcohol que los varones, y explicaba que esto es así porque las mujeres tienen menos cantidad de una enzima llamada alcohol deshidrogenasa, ADH para los amigos, que es la encargada de descomponer en el hígado y luego en el estómago el líquido alcohólico ingerido. O sea, que descomponen más despacio el alcohol y que a igual cantidad de cañas, chupitos o cubatas, ellas deberían emborracharse antes, y si les para la Benemérita en un control darían positivo mucho antes que nosotros.

Pues menos mal que nos queda Portugal, que dirían en Siniestro Total.

¿Podría ser la menor presencia de esta enzima en las mujeres la causante de que Rosa Valdeón, la política zamorana que ha dimitido este pasado fin de semana de sus cargos de vicepresidenta, consejera de Empleo y portavoz de la Junta de Castilla y León, haya triplicado la tasa de alcoholemia con tan solo dos cañas como dijo en rueda de prensa que se había tomado?

Pues podría. Aunque no se yo, visto lo visto con mi entonces novia y su amiga la medinense. Hay que joderse la solfa que nos dieron.

Aunque he de decir que la ciencia no engaña y, como bien cuenta Jorge Alcalde en su reportaje, en algunos manuales médicos incluso se recomienda a las mujeres beber menos que los hombres.

Os dejo aquí el enlace de la información por si os interesa y que paséis buen día.

Y cuidadín cuidadín, que hoy es martes y 13 y aunque te digan que no hay huevos, ni te cases ni te embarques.

http://www.larazon.es/lifestyle/la-razon-del-verano/no-hay-preguntas-tontas/se-emborrachan-antes-las-mujeres-que-los-hombres-LF13437158

 

Fuente fotos:

-http://1080.plus/Ciencia_de_la_Borrachera/QwjpZQWajyI.video

-http://us.123rf.com

-desmotivaciones.es

-memegenerator.es

Anuncios

2 comentarios en “No hay huevos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s