La bicicleta

Acabo de enterarme por twitter -que fantástica red social esta que nos informa de todo- de que hoy es el Día Mundial de la Bicicleta. Si es que ya se hace un día internacional por cualquier cosa. No es que me parezca ni mal ni bien, pero me ha hecho gracia, y he pensado que era una buena opción para escribir algo. Casualidades de la vida, hoy casi me atropella una bicicleta. Aunque mejor dicho, ha sido un ciclista el que casi me lleva por delante. El fulano pedaleaba en una de carreras de las de toda la vida. Un clásico. Y era para verle. Llevaba casco e iba ataviado con vaqueros, camisa blanca, mocasines y americana. Y, para más inri, con una cartera de piel a la espalda. Se ha perdido el glamour. Donde estén esos ciclistas barrigudos vestidos con un maillot amarillo o el de Reynolds y con culote que se quiten estos modernos de ahora. Pero bueno, a lo que iba. Casi me atropella, aunque, honradamente, creo que la culpa fue más mía que suya, pero no tanto. Porque esto de los carriles bici en las ciudades está muy bien y ya estamos y somos del siglo XXI, pero muchos peatones aún no nos acostumbramos a tener que cruzar dos pasos de cebra en lugar de uno para cambiar de acera, y luego pasa lo que pasa. Aunque lo que menos me gusta es ver ciclistas circulando como Pedro por su casa por calles céntricas y peatonales o por las aceras sorteando viandantes. Falta un poco de seny, que dirìa un catalán. Además, a los ciclistas los carga el diablo, sobre todo en épocas en las que hay carreras importantes porque más de uno se viene arriba, se cree Induráin y no da tiempo ni a mirar a un lado.

bici-trabajo-nolotiro1

Pero no quiero parecer un agorero.

Leo en la revista Muy Interesante que holandeses, húngaros, daneses, suecos y belgas son los que más utilizan este medio de transporte a diario en la Europa de la Unión. Y luego el Tour casi siempre le gana un español o un italiano. Me parto. También me entero de que la bici aporta 200.000 millones de euros anuales a la economía europea, en función de sus efectos beneficiosos para la salud, el ahorro de combustible que produce su uso y la menor contaminación al aire. Y la publicación da datos de este ahorro: 121.000 millones de euros en materia de sanidad; 44.000 en la industria turística; 24.000 millones en la mejora de la circulación en las carreteras; y 18.000 más derivados de la propia industria de la bicicleta. Ahí queda eso. Nada que objetar.

bici

Y es que dicen que montar en bicicleta te pone a tono y que es bueno para todas estas cosas que se pueden leer en la fotografía que he insertado sobre estas líneas. Ya lo dice el dicho: “si nalgas quieres tener, en bicicleta has de andar”. Pero cuidado con pasarse. Yo tuve mi época y mi porrazo. El cúbito y el radio de mi brazo derecho lo pueden corroborar. Y una retirada a tiempo siempre es una victoria.  Pero además de sano, también afirman que este entretenido medio de transporte respeta el medio ambiente. Vale. Pero conozco a más de uno y una que van a currar en bici sonrientes y contentos, y que cuando llegan a su puesto de trabajo no es que lo hagan de una forma muy saludable ni tampoco se puede decir que respeten el medio ambiente, al menos el medio ambiente de la oficina. Pese a todo animo a coger la bici y en cualquier formato, que las hay para todos los gustos y colores. Y bolsillos. Incluso eléctricas, para vagos. Además, la vida es como montar en bicicleta, ya que no hay que dejar de pedalear nunca para mantener el equilibrio. Las bicicletas ya no son para el verano.

Anuncios

4 comentarios en “La bicicleta

  1. La radio (puede que la SER) informa de una empresa española que ha decidido pagar a los empleados que vayan a trabajar en bici un complemento salarial por cada kilómetro que recorran en bicicleta desde su domicilio hasta el trabajo. Buena medida para combatir atascos y contaminaciones.

    Le gusta a 1 persona

    • Me parece una idea estupenda, que espero sirva de ejemplo. Ahora solo falta mejorar los carriles bici en las ciudades e impulsar la educación vial a edades tempranas, y a ver si más pronto que tarde la bici es más que una realidad en las calles de las ciudades. Gracias Juan por la noticia y por comentar

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s